Viajar en Pareja (Amigos o Novios)

Me encanta viajar solo ya que así no tengo que pensar en nadie más ni preocuparme por nadie más y puedo hacer todo lo que me da la gana libremente. Y eso en un viaje es muy importante.

Si quieres viajar con alguien debe ser alguien a quién le apasione viajar, y eso es muy importante porque viajar con alguien con quien no te llevas bien puede arruinar todo.

Por eso, te voy a presentar 5 reglas para viajar en pareja (ya sea como amigos o novios) y no matarse en el intento.

1. Los dos tiene que sentir la pasión por los viajes.

¿Es obvio, no? Parece que no siempre. Sinceramente, no conozco a nadie a quien no le guste viajar. Pero, que “le guste viajar” no quiere decir lo mismo que “le apasiona viajar”. A mí me gusta bailar, pero no me paso todo mi tiempo bailando ni sueño con ser bailarín profesional. ¿Entiendes la diferencia?

Los dos tienen que sentir la misma emoción por el viaje que van a hacer juntos, tienen que poder hablar por horas sobre todo lo que van a hacer y dónde van a ir, y lo maravilloso que será ver el amanecer, pasearse todo el día por la ciudad o quedarse sentados en una banca admirando un paisaje.

dsc_2731

2. Sus expectativas del viaje tienen que ser similares.

O sea, tienen que querer lo mismo. Me refiero a que, por ejemplo, si a ti te gusta perderte en la ciudad y descubrir cada rincón, conocer gente local y estar cerca de la naturaleza mientras lo único que tu pareja quiere es visitar uno que otro museo y pasar todo el día haciendo shopping, es muy difícil que lleguen a un acuerdo que los haga contentos a los dos.

Es lo peor que te puede pasar, viajar con alguien que quiere algo totalmente diferente que tú. Así tienen que adaptarse uno al otro, lo que significa que cada uno tendrá que renunciar de algo y a consecuencia ninguno de los dos estará contento. Y yo creo que una de las cosas más importantes durante un viaje es no tener que obligarse a nada y estar totalmente libre a hacer lo que uno quiere. Por eso, si los dos quieren lo mismo, se llevarán bien.

Claro, siempre habrá una que otra cosa en la que no estarán de acuerdo, pero vaya, ¡lo que es importante es que no sea todos los días!

3. Tener confianza uno al otro.

Y me refiero a confianza 100%. Una de mis reglas cuando viajo es hacerle caso a mi intuición. ¿Sabes, esa pequeña voz en tu cabeza que a veces te dice cosas que no quieres escuchar? En muchas ocasiones, ella sabe mejor que tú. Y puede que haya situaciones cuando sientes que no deberías hacer algo, o que algo malo va a pasar, pero no lo puedes explicar racionalmente y es por eso que decides ignorarlo.

Pero ojo, tienes que saber diferenciar entre el mal presentimiento y el miedo de hacer algo. La frontera entre estos dos sentimientos es muy fina y puede que te equivoques. ¡Pero no te preocupes! Ya irás aprendiendo.

dsc_3395

4. Ayudarse mutuamente.

O sea, no mola cuando eres tú quien lo tiene que hacer todo sólo. Porque un viaje requiere preparación. Hay que organizarlo, planificar la ruta, hacer una lista de medicamentos que podrán necesitar, empacar las mochilas, calcular cuánto dinero será necesario, etc. Y durante el viaje, hay que desempacar y re-empacar las mochilas casi todos los días, pensar en lavar la ropa, secar las toallas, preparar el itinerario del día siguiente y muchas cosas más.

Si tienes que hacer todo eso tú sólo, terminarás cansándote de que la otra persona nunca hace nada y mientras tú estás sudando como puerco corriendo de un lado a otro para preparar todo a tiempo, tu pareja está tirada en la cama jugando con su celular.

Así que si quieren que todo vaya de maravilla, los dos tienen que estar igualmente implicados en este viaje. Porque es de los dos. Y los dos lo tienen que hacer funcionar.

5. Olvidarse de la realidad de su vida cotidiana.

¡Ni te imaginas lo importante que es! Un viaje es la mejor oportunidad que tendrás para acercarte más a la persona con la que viajas, para conocerla mejor y escuchar tus sentimientos.

Puedes llevarte súper bien con alguien en la vida cotidiana pero cuando te vas de viaje con esa persona, te llevas súper mal y el viaje se vuelve tedioso. Y después de regresar ya no son amigos porque se dieron cuenta que de hecho no tenían nada en común desde el principio.

Por eso, toma este tiempo para conocerte mejor a ti mismo y a tu pareja. ¡Y eso incluye desconectarte un poco de la tecnología, del whatsapp, del Facebook, de las llamadas por horas, etc., recuerda que el Facebook no se irá a ningún lado hasta que vuelvas!

Si tú también viajas con tu pareja y tienes más consejos, no dudes en dejarme un comentario abajo. ¡Me gustaría leer tu historia!

dsc_3452

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s