Practicar la Fotografía

Lo más común cuando te compras tu primera cámara es que tengas la ansiedad por estrenarla y te lances a fotografiar todo lo que veas sin ni siquiera leer el manual de instrucciones. ¡La práctica hace al maestro!, pero te vendría mejor con ayuda de las instrucciones de tu cámara y de los consejos que puedes encontrar por todo el internet. Si no practicas puede que te frustres antes de tiempo y dejes abandonada tu cámara para siempre.

Si te gusta la fotografía es porque tienes un puntito de artista y por si no lo tenías claro, el arte tiene como objetivo principal emocionar. Si te gusta la fotografía es porque te divierte y no te puedes divertir si no la practicas. A veces también es frustrante, aun así, a pesar de las frustraciones, un hobby es para divertirse, y si no lo practicas, ¿dónde está la diversión?

  1. Desarrollar el ojo fotográfico

El ojo fotográfico es un don que puedes tener de “fábrica” o; una habilidad que puedes desarrollar con la práctica fotográfica. Lo normal es que sea una habilidad a desarrollar por lo que has de recurrir a la práctica, ya que es una habilidad muy importante y necesaria en la fotografía.

  1. Ver en blanco y negro

Por mucho que la fotografía en blanco y negro siga de moda y además nos guste por un montón de motivos, no todas las fotografías quedan bien en blanco y negro. Es necesario aprender cuáles son las escenas o momentos que se ven favorecidas en una escala de grises, sin embargo, por mucho que te sepas la teoría, sólo lo aprenderás si practicas.

  1. Ser capaz de hacer autocrítica constructiva

Cuánto más practiques más mejorarás, y al mejorar te darás cuenta de cuáles son tus fotos que están faltas de vida, con una composición pobre o una luz mala. Cuando seas capaz de hacer autocrítica constructiva, podrás ser capaz de seguir mejorando. Es como un círculo virtuoso: practicas, mejoras, te autocriticas y vuelves a mejorar practicando.

  1. Ser más veloz

Las primeras veces te pasas media hora ajustando el valor ISO, la velocidad de obturación, el diafragma, el balance de blancos, encuadrando, pensando la composición, etc. En definitiva o haces un churro de foto o acabas usando el modo automático y, la verdad, para eso no quieres una cámara réflex ¿o sí? Bien, llegará el momento en que todos estos ajustes lo haces sin pensar, de forma casi automática, lo que te permite una mayor rapidez. Y, claro, ¿esto cómo se consigue? ¡Con la práctica!

  1. Lograr escribir historias visuales

Si quieres que tus fotografías tengan un contenido “extra” más allá de la estética, la nitidez o el color, si deseas que tus fotos cuenten una historia, tendrás que practicar igual que debes practicar para mejorar tu ojo fotográfico. Una buena fotografía suele contener una buena historia.

  1. Hacer amigos

Si de verdad llevas la fotografía en la sangre, sales con tu cámara, te acercas a la gente, vives las escenas, conoces a tus retratados para lograr algo que emocione y que cuente algo, seguro que acabas haciendo amigos. La fotografía, igual que cualquier otro hobby, une a las personas que la comparten. Y no me refiero a las amistades virtuales que puedes hacer en los foros, en las redes sociales de fotografía o similares, eso al fin de cuentas son contactos, puede que con alguno de ellos acabes teniendo más “amistad”, pero si no se conocen en persona, si no tienen una charla cara a cara y compartes tu pasión en vivo y en directo, no será lo mismo. Igualmente, si dejas tu cámara metida en un armario, las únicas amigas que puedes hacer son las polillas.

  1. Amortizar tu equipo

Cuando te compras una cámara réflex estás haciendo una inversión importante, y más cuando te da por ampliar el equipo e inviertes en otros accesorios, sean objetivos o cualquier otro artilugio fotográfico. Pues tener tu cámara metida en su funda en un armario es lo mismo a un crimen ¡Sí, sí, un crimen! ¡Tirar el dinero! ¡Con lo que cuesta ganarlo! Si no quieres que te ocurra esto, dale uso.

  1. Aumentar la autoestima

Cuando desarrollas una habilidad que te gusta y que se te da bien hace que te sientas mejor, que adquieras más seguridad en determinadas ocasiones. La práctica hará que controles este arte y que te sientas bien disparando y compartiendo tus logros.

Fuente: Blog del Fotógrafo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s